Coaching esencial. La llave del éxito: el «thriving»

Coaching esencial. La llave del éxito: el «thriving»

Foto: Maite Inglés
Para mi última colaboración con la revista «Capital Humano«, elegí un tema que considero fundamental para tener éxito en esta vida: el «thriving«o crecimiento personal ante la adversidad (cualquier tipo de adversidad). 
Para los que estáis suscritos a la revista, os dejo el enlace al artículo, publicado en febrero de este 2020. Para los que no, lo transcribo aquí. 

Mi DEA doctoral, que presenté en 2011, se ocupó de la resiliencia psicológica y el thriving. Si no recuerdo mal de mis lecturas de entonces, el concepto de thriving  o crecimiento postraumático se empezó a estudiar a nivel científico allá por los años 80 del siglo XX, cuando algunos investigadores de la resiliencia se dieron cuenta de que bastantes personas, tras sufrir adversidades o reveses, no solo se recuperaban con relativa facilidad o no sufrían un gran golpe, sino que “crecían” con esas experiencias, y salían de ellas fortalecidas, con nuevos aprendizajes y nuevas capacidades.


Me gustó leer esto, por cuanto me di cuenta de que yo misma llevaba experimentando thriving desde mis trece años, momento en el que mi familia vivió un acontecimiento extremadamente doloroso. Durante la adolescencia no me di cuenta del crecimiento psicológico que fui experimentando, pero éste seguramente fue afianzándose a nivel inconsciente hasta que, cerca de la veintena, fui capaz de empezar a enumerar, no sin cierta sorpresa, los aprendizajes y cosas buenas que me habían ocurrido a raíz de la triste experiencia y que, probablemente, no habrían tenido lugar en un mundo pre-acontecimiento penoso.

No soy la única en verle las “ventajas” o las oportunidades a los reveses que trae la vida; en torno a un 55-60% de los seres humanos está dotado de una capacidad natural para la resiliencia. Resiliencia y thriving no son lo mismo, a pesar de que algunos investigadores y otros psicólogos los confundan. El thriving es un paso más. Resiliencia es resistir o recuperarse, restablecer tu equilibrio homeostático; thriving es crecer.

Muchas de las personas resilientes son propensas al thriving y, si se les pregunta por su experiencia, suelen contestar que salieron robustecidos de ella, que aprendieron cosas que les han guiado positivamente desde entonces, o que se dieron cuenta de cualidades suyas que no conoocían previamente.

El término “thrive” proviene del inglés, como tantos otros vocablos de la última centuria. El Diccionario Collins, en su edición en papel de 1971, lo traduce, en el lenguaje corriente, como prosperar, medrar, florecer, crecer mucho o desarrollarse bien. En el ámbito psicológico, los autores se apropiaron de él para expresar, como digo, la idea de crecimiento psicológico ante la adversidad, de ganancia tras un acontecimiento negativo o estresante.

Charles Carver, uno de los investigadores de referencia en este campo, definió  en 1998[1] el thriving como “crecimiento inesperado en respuesta a un evento adverso ante el que lo que se espera es lo contrario” (sic). Para él, la respuesta de thriving sólo tiene sentido ante la consideración del suceso estresante más como un retoque como una amenaza. Y ello porque el considerarlo amenaza lleva a meramente buscar la minimización del daño.

No puede parecerme más acertado el razonamiento de Carver. La consideración de las situaciones como reto te predispone a planear, actuar, sortear o superar obstáculos, buscar recursos; en suma, a salir adelante con la cabeza alta, con confianza en uno mismo y en el futuro. Es una actitud expansiva.

Mientras, el considerar una situación como amenaza te lleva a defenderte, al encogimiento emocional, a perder la confianza en el entorno y a considerar inseguro el terreno que pisas. Es una actitud de retraimiento.

Así, desde la mera amenaza no se crece; solo se crece en presencia del reto o cuando, habiendo también percepción de amenaza, la de reto es de mayor magnitud que esta, de modo que la contrarresta y aventaja.

Para Seligman y Csikszentmihalyi (2000)[2], el thriving consiste en estar mejor que antes del evento adverso, en percibir una ganancia que ayuda a superar el evento adverso. Se consigue aprendiendo a apreciar aspectos positivos que se derivan de la experiencia. Por ejemplo, Carver menciona entre otros el aprender a aceptarse mejor a uno mismo, a otros o al mundo; cambiar prioridades o reorientación vital, etc.

La línea entre resiliencia y thriving, como digo, es delgada y difusa, por lo que también podríamos aceptar la premisa de Carver de que todo el trabajo de recuperación es crecimiento: se crece en conocimiento y habilidades, en confianza en la propia maestría y en el futuro, y generando relaciones personales más fuertes y ricas. En definitiva, mejora nuestra manera previa de pensar o sentir.

Una buenísima noticia es que, tanto la resiliencia como el thriving, son cualidades o capacidades que, si no naces con facilidad para ellas (entre el 40-45% de la población), las puedes entrenar para mejorar tu adaptación al entorno y la gestión de tus emociones; en definitiva, para mejorar tu éxito personal. Doy fe de que el entrenamiento funciona, lo veo cada día en mi consulta. 🙂


 

   —— x ——-  

 

Te facilitamos el logro de tus objetivos.Contacta con nosotros 

Maite Inglés es Psicólogo, Economista y MBA. Coach desde 2006, en los ámbitos de coaching personal, de ejecutivos, equipos y negocios, con cerca de 2.500 horas de praxis directa con personas y equipos. 
También ejerce coaching terapéutico y psicoterapia (ansiedad, duelo, trauma, relaciones  familiares e interpersonales, comunicación, habilidades sociales,…), apoyándose en EMDR e Hipnosis clínica si el caso lo precisa y el cliente lo quiere. 
Acreditada PCC por ICF. Centro de Psicología Sanitaria propio acreditado por la Comunidad de Madrid CS-11558.  
Mentorade ejecutivos y negocios. Asesora de Empresa Familiar.
Mediadora en conflictos civiles, mercantiles, organizacionales (intra e inter) y familiares, registrada en el Ministerio de Justicia con el número 53014.
Además, MBA y DEAdoctoral en gestión de emociones, resiliencia y Psicología Positiva. 
Trabaja en español, inglés e italiano; también en formato telefónico o vídeoconferencia.

Ver CV completo

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies