«Psicología en la vida y en el trabajo: un empujón que puede ahorrarte mucho tiempo y sufrimiento.»

Maite Inglés, Psicólogo colegiado M-20835, Centro Sanitario CS11558
psicología en la vida y en el trabajo

No os llevéis a engaño: la Psicología no solo se encarga de los problemas de población clínica.

De hecho, la inmensa mayoría de la humanidad es no clinica; población general, la denominamos los psicólogos.

Los cerebros de esa inmensa mayoría son también delicados: basta una mala experiencia potente aislada, o varias experiencias negativas repetidas de baja intensidad, para que se produzca alguna disfuncionalidad. Entendiendo por disfuncionalidad meramente algo que no marcha con la suavidad y la precisión de un reloj suizo.

De eso también se ocupa, y mucho, la Psicología.

En mi caso, la población general es mi vocación. Mi misión es ayudaros a vivir mejor y a superar dificultades que os salgan al paso.

No se va al psicólogo por estar mal de la cabeza, sino porque te duele algo.»

Maite Inglés

A pesar de que, con bastante frecuencia, en el/la cliente se mezclan temáticas vitales y laborales, por añadir claridad dedicamos a cada faceta un epígrafe.

NOTA: Para cuestiones de desarrollo personal o profesional, acude a las páginas Coaching personal, o Coaching profesional

—-> IR A TEMÁTICAS DE PSICOLOGÍA EN EL TRABAJO


1. TEMÁTICAS PSICOLOGÍA EN LA VIDA

ANSIEDAD Y ESTRÉS

Psicología y terapia: gestión de la ansiedad y el estrés

Las fuentes de ansiedad y estrés son infinitas. Cualquier estresor (estímulo que provoca estrés) que percibamos por encima de nuestros recursos disponibles, o que resulta prolongado en el tiempo, genera ansiedad (miedo anticipatorio) y estrés (efectos fisiológicos, cognitivos y comportamentales de los estresores).

Una mala relación con alguien nos puede provocar ansiedad. De hecho, las relaciones con los demás son el origen número uno de la ansiedad.

Bajas asertividad, autoconfianza, autoestima, percepción de autocapacidad o seguridad, también generan incesantes situaciones de estrés y ansiedad.

La manera de abordarlo es detectar el origen y resolver este. Con eso, la ansiedad se disuelve sola. Por el camino, entrenar en resiliencia, reestructuración cognitiva, enseñar a meditar o instruir en técnicas de relajación, alivian bastante.

HERRAMIENTA ESTRELLA PARA LA GESTIÓN DE TU ESTRÉS : TU LUGAR SEGURO

El «lugar seguro personal» es una técnica de fácil aplicación que el cliente puede usar inmediatamente con efectos rotundos y duraderos.

Se instala mediante unos sencillos y divertidos ejercicios.

Dedícale una o dos sesiones ¡y listo! A disfrutar de tu herramienta anti-estrés.

MIEDO E INSEGURIDAD

Psicología y terapia: miedo e inseguridad

El miedo y la inseguridad se dan con muchísima frecuencia en terapia, e incluso en coaching. Venga el cliente para restaurar su equilibrio emocional, venga para conseguir un objetivo, es habitual encontrarlos.

Del miedo, en principio, no hay que asustarse. Es una de las cuatro emociones básicas, y su misión filogenética es advertirnos de la posible cercanía de un peligro.

Lo malo es cuando el miedo es excesivo, o cuando surge ante la ausencia de peligro. Ahí deviene obstaculizador. Hay clientes que vienen porque pasan la mayor parte del día aterrorizados.

Inseguridad es, básicamente, miedo a dar un paso; por darlo erróneo, se entiende.

Del miedo y de la inseguridad hay muchas causas. Hay que buscar estas y, según sean, tratarlos de una manera más comportamental, más coginitva o más emocional (con EMDR, por ejemplo).

DUELO, TRAUMA, SANACIÓN DE RELACIONES DOLOROSAS

Psicología y terapia: duelo, trauma, estrés postraumático, sanación de relaciones dolorosas, por ejemplo con padres.

El duelo es la reacción emocional natural ante una pérdida.

Perdemos seres queridos que fallecen. Según las circunstancias que rodean esta pérdida, o lo estrecho de nuestra relación con esa persona, el duelo será mayor y/o más prolongado. A veces, nos dejará un roto que no sabremos cómo recomponer.

Si, pasados unos seis meses, sentimos el dolor, desánimo, desgarro o desgana con la misma intensidad, es hora de plantearse buscar ayuda.

En el normal devenir de la vida, también perdemos familiares y amigos por deterioro de la relación. Por ellos también se hace un duelo, lo percibáis o no.

TRAUMA

Las pérdidas, los acontecimientos vitales estresantes, las experiencias negativas emocionales fuertes, y algunos eventos más, pueden provocar en nuestros cerebros un trauma.

Por trauma hay que entender mera herida, según su etimología griega.

La mayoría de traumas son pequeños, pero si molestan en tu vida presente es que quedó tras ellos algo de estrés postraumático. Cuando eso sucede, esos recuerdos te impiden hacer cosas; aunque tú no te hayas parado a pensarlo, ellos son la causa.

Si el trauma es grande, puede provocar el TEPT o Trastorno de estrés postraumático. Este es facilmente identificable para la persona.

Se resuelven yendo al origen y tratándolo con EMDR sobre todo, e Hipnosis clínica.

Sobre el EMDR aplicado a pequeños traumitas antiguos que tienen un gran impacto en el comportamiento de la persona hoy, os cito lo que opinó una cliente tras la sesión:

Hemos traído este recuerdo penoso para hacerlo trozos, acabar con él. Es liberador»

RELACIONES DOLOROSAS

Añado en este epígrafe la sanación de relaciones dolorosas, porque suelen dejar su trauma y su duelo.

Ningún cliente viene diciendo, por ejemplo, “Cúrame los efectos que me dejaron la educación y crianza de mis padres”. Sin embargo, son muchas las personas que, al explicarme lo que ellos creen el origen de su incomodidad actual, comienzan a narrar situaciones de cuando eran niños o no tan niños. Te dicen “mi padre/mi madre eran/son así o asao”.  Y desgranan acontecimientos vitales de los que yo voy tomando nota. Porque más adelante, a lo largo del proceso terapéutico, resultarán claves para la recuperación y el avance de la persona.

Aunque hay técnicas específicas que abordan la sanación de relaciones dolorosas, yo añado el EMDR, que va muy bien.

ÁNIMO DECAÍDO Y AGOTAMIENTO PSICOLÓGICO

Psicología y terapia: agotamiento psicológico y ánimo decaído

El exceso de ansiedad, o el exceso de demandas desde nuestro entorno de manera continuada, puede devenir en agotamiento físico y psicológico.

Son tendentes a sufrirlo personas con un alto sentido de la responsabilidad. Se exigen llegar a todo, satisfacer a todos. Y no siempre pueden.

La manera de abordarlo es aprender a vivir las relaciones de manera más saludable, a discriminar la importancia de las demandas del entorno, y a «decir no», entre otras.

RELACIÓN DE PAREJA

Psicología en la vida: terapia de pareja, relación de pareja

A veces, esa personita con la que te casaste, convives o estás ennoviad@, deja de parecerte ideal. Os habéis alejado y quizás no sabes como ni por qué.

Surgen las palabras feas, los reproches, el afán de control de uno, el miedo del otro, los celos. Enfado, tristeza, odio, rencor, desesperanza, desesperación, se alternan. Uno reclama más libertad, el otro más atención…

Recuperar el amor fresco no es imposible. Ni siquiera es difícil si hay voluntad y ganas por parte de los dos.

Aquí, la labor del terapeuta comienza, normalmente, traduciendo: ¿qué quiere decirte tu pareja en realidad cuando discutís y se comporta como no te gusta? Una vez desbrozado eso, todo es más fácil.

En ocasiones, venís habiendo roto con la pareja. Lo que buscáis es superar la desazón que conlleva esta etapa.


2. TEMÁTICAS DE PSICOLOGÍA EN EL TRABAJO

MOBBING Y BURN-OUT

Psicología en el trabajo: mobbing, acoso laboral, burn-out, deshumanización, cinismo laboral

Estos dos fenómenos para adultos, junto con el bullying propio entre niños y adolescentes, hacen estragos en la vida moderna.

Mobbing, o acoso laboral, es aquel comportamiento vejatorio y humillante que nace con intención lesiva, y que atenta contra la dignidad de la persona, afectando asimismo a su equilibrio psicológico. Suele aparejar el aislar a la víctima hasta debilitarla.

En la intervención, lo fundamental es revalorizar a la víctima (devolverle su autopercepción de valía y su autoestima). Si hay trauma, utilizaremos EMDR.

El burn-out se caracteriza por agotamiento emocional, mental, y a menudo físico, al que se llega tras una respuesta continuada de estrés.

El afectado se siente poco competente, que «no llega»; y, por ende, desesperanzado. Tiende asimismo a despersonalizar a los usuarios de sus servicios y al cinismo.

Un estado de burn-out perjudica el sistema inmunitario.

La personalidad puede ser un factor de riesgo: perfeccionismo, control, pesimismo, motivación de logro,…. Por eso, en la intervenciónes es tan importante la reestructuración cognitiva, así como la puesta en práctica de hábitos vitales más saludables.

ESTRÉS Y DESMOTIVACIÓN

Psicología en el trabajo: estrés laboral, desesperanza aprendida,  motivación, desmotivación, cansancio laboral

Sin llegar al burn-out o al mobbing, el trabajo es con creciente frecuencia fuente de estrés y ansiedad.

Lo dicho sobre ellos en el apartado de psicología para la vida, aplica también aquí.

Específicamente, en este apartado queremos referirnos a la desesperanza o indefensión aprendida. Aunque se da en otros ámbitos, el entorno laboral es caldo de cultivo; y los malos jefes, una de sus causas principales. Comienza minando la motivación de la persona, y esta termina claudicando: «no puedo hacer nada para mejorar mi situación».

Optimismo y reestructuración cognitiva son los enfoques de referencia.

DESPIDO

Psicología en el trabajo: Terapia por despido. Porque a veces es difícil de encajar o hacerlo a la velocidad suficiente.

Un despido afecta más o menos según el momento vital en que te encuentres y las circunstancias que concurran en el acontecimiento.

En la mayoría de ocasiones, adoptarás la actitud de «a otra cosa, mariposa», y buscarás otro empleo sin darle muchas vueltas a la cabeza.

Sin embargo, a veces, un despido deja muy descolocado. La persona puede no entender qué ha pasado, puede sentir ira por considerarlo injusto, inmerecido o desproporcionado; o puede sentir ánimo deprimido y desesperanza.

Cuando esto ocurre, remontar se hace más duro. Y la Psicología puede ayudar mucho a ello.

En la intervención, según los efectos del despido en la persona, trabajaremos la revalorización, el cambio de perspectiva, la esperanza, etc.

—-> VOLVER A TEMÁTICAS PSICOLOGÍA EN LA VIDA

© Todos los textos son propiedad de Maite Inglés – MocionA